viernes, 22 de agosto de 2008

No lo pueden parar

Noir brilló en la práctica formal de fútbol: clavó tres goles para el 5-0 de los titulares y jugará de entrada con Lanús. El Betis ya preguntó por él... al igual que el Barça...
Maidana no quiere que se le escape... El Loco, atento.

En qué se diferencian el jamaicano Usain Bolt, recordman mundial y medalla de oro en los 100 y 200 metros, y Ricardo Noir? En que Bolt no sabe jugar al fútbol.

La exageración es para demostrar que Tito, el chico de Villa Elisa que saltó a la fama con aquel gol agónico ante Racing, en el pasado Clausura, es pura velocidad. Su vértigo en la cancha se traslada a su carrera deportiva. Hace un año, alternaba en Reserva. Hoy, asombra a todos, incluido a un tal Joan Laporta ("¿quién es?", preguntó él, inocente, en una charla informal). Sí, el presidente del Barcelona, en pleno partido por la Gamper, le preguntó a Pedro Pompilio quién era ese chaval que corría tanto. Ese chaval es el mismo que ayer, en la práctica de fútbol, jugó para los titulares y clavó tres goles en el 5-0 a los suplentes. El mismo que, antes la ausencia de Palacio, será titular el domingo contra Lanús por primera vez en un encuentro oficial con la camiseta de Boca. Con su trencita símil Rodrigo, aspira a que los hinchas no extrañen tanto a la Joya. "Nadie me dijo nada, ojalá que pueda jugar", soñó en voz alta después de su estelar producción de ayer.

A la hora de repartir las pecheras, existía la duda sobre si Ischia se la jugaría por Noir o le daría otra chance a Castromán. Al final, Lucas jugó de volante por derecha para el equipo suplente y Tito hizo dupla con Palermo. Más allá de su hat-trick, su actuación fue deslumbrante por tratarse de un entrenamiento. No lo pudieron parar nunca. Como un rayo, pasó furibundo cada vez que encaró. Y encima, estuvo derecho para el arco. A los 5', Gracián se disfrazó de Riquelme y metió un pase en cortada para la entrada en diagonal de Noir. El pibe, frente al arco a la altura del punto penal, no se puso nervioso y definió a la izquierda de Ayala con un toque suave, bien esquinado.

"Es fácil jugar con él. Podés jugar corto, largo, te marca el pase, busca los huecos...", lo elogió el Tano. Y así fue en la hora que duró la práctica. Ya en el segundo tiempo, volvió a vestirse de goleador. Primero, con un cabezazo desde el primer palo, anticipándose a todos los defensores, luego de un córner. Después, cerrando un jugadón. Recibió la pelota en tres cuartos de cancha, bien por el medio, y puso quinta. En la medialuna la abrió a la derecha para dejarlo solo a Palermo. El Loco se la picó a Ayala y Maidana, con esfuerzo, alcanzó a salvarla sobre la línea. Pero la pelota quedó picando en el área chica y ahí estaba Noir para mandarla adentro. "Siempre es lindo hacer goles, aunque sea en un entrenamiento. Ojalá también los pueda hacer en los partidos", tiró, humilde, el chico que, por su físico y su capacidad a- tlética es comparado dentro del club con Claudio Caniggia. "Si no quisiera jugar más al fútbol, se podría dedicar al atletismo y ser un gran velocista. Es un purasangre", aseguró alguien del cuerpo médico.

Tan rápido anda que hoy se consolida como el tercer delantero de Boca, detrás de Palermo y Palacio. En el debut, ante los jujeños, entró en el segundo tiempo y con su gol ayudó a cambiarle la cara al equipo. Esta vez, debido a la pubialgia de Rodrigo, tendrá la chance de jugar desde el arranque. Su papá, Aníbal, no se lo va a perder y por eso viajará a Buenos Aires para el domingo. Mientras, él jura vivir todo con los pies sobre la tierra. "Y sí, ahora veo que se me acerca más gente, pero yo no me la creo", asegura. Se ríe cuando le hablan de sus botines naranja fluo: "No me los cambio. Vengo bien con éstos, ja...". Espera que le crezca el pelo después del corte que le hicieron sus compañeros en la pretemporada, la rapada típica para los debutantes: "Por suerte ya va creciendo. Menos mal que me dejaron la trenza". Y no se da por aludido cuando se le comenta que el Betis preguntó por él. "Hoy mi sueño es triunfar acá, en Boca".

1 comentario:

GIA dijo...

Noir es un grandísimo jugador que no necesitó 100 partidos para demostrar su capacidad... ojalá lo disfrutemos muchos años, pero lo veo difícil... ya hay sondeos de Europa para llevárselo!!!