jueves, 1 de mayo de 2008

''En cuanto sea identificado, serà expulsado de la instituciòn''


Lo aseguró el vicepresidente de la entidad, Pedro Pompilio, quien dijo que le dio vergüenza lo que sucedió sobre el final del partido frente al Cruzeiro. Por ese hecho, el club sería sancionado con una fuerte multa y hasta podría afrontar la suspensión de La Bombonera.
El vicepresidente de Boca Juniors, Pedro Pompilio, anticipó que "en cuanto sea identificado" el socio del club que el miércoles lanzó un trozo de hielo que hirió en la cabeza al árbitro asistente uruguayo Pablo Fandiño, "será inmediatamente expulsado de la institución".

El hecho que determinó la suspensión del partido de ida de octavos de final de la Libertadores contra Cruzeiro, de Brasil, cuando se jugaba el primero de los dos minutos de descuento que había otorgado el árbitro uruguayo Jorge Larrionda, podría derivar en una multa económica y hasta una suspensión de La Bombonera, de acuerdo al reglamento de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

"Le pedí disculpas a Larrionda de mil maneras posibles. Me dio vergüenza lo que pasó. Pero me voy a reunir con un socio que va a aportar datos sobre el responsable de ese hecho que pone en riesgo a la institución y que además se burló de las 45.000 personas que había en la cancha", expresó Pompilio.

"Ya sabemos que el proyectil partió de un palco privado y tenemos a dos probables. En cuanto reunamos toda la información, ese socio, que no supo valorar el lugar privilegiado en que se encontraba, será echado del club", enfatizó.

Pompilio aclaró a radio Del Plata que las cámaras de seguridad "no están enfocadas hacia ese sector porque se supone que desde allí no surgen los disturbios. Por eso, cuando Fandiño recibió el golpe y quisieron tomar imágenes del lugar donde había partido, ya era demasiado tarde". "Pero hay que dimensionar el hecho con la gravedad que realmente tiene. Si en vez de la frente le hubiera pegado en un ojo, estaríamos hablando de otra cosa. Lo que pasó que no creo que tenga que ver con las próximas elecciones, me dejó mucho peor que el resultado del partido", completó Pompilio.

Las filas 1 a 8 de la zona de palcos podrían quedar inhabilitadas después del superclásico del domingo, según trascendió de fuentes boquenses, tanto para el torneo local como para la Libertadores, si Boca sigue en carrera. Esa zona privilegiada se convirtió inesperadamente en principal foco de violencia.

Y precisamente de cara al cotejo con River Plate, el técnico Carlos Ischia decidió el regreso de Claudio Morel Rodríguez, luego de recuperarse de un desgarro en el recto anterior del muslo derecho, sufrido el pasado 12 de abril en un entrenamiento en Casa Amarilla, antes del viaje a Jujuy para jugar con Gimnasia y Esgrima.

También será titular ante los riverplatenses el volante derecho Pablo Ledesma en reemplazo del suspendido colombiano Fabián Vargas, en tanto el técnico duda entre el uruguayo Alvaro González y Jonatan Maidana para ocupar el lateral derecho.

El probable equipo sería con Mauricio Caranta; González o Maidana; Julio Cáceres, Morel Rodríguez y Luciano Monzón; Ledesma, Sebastian Battaglia y Jesús Dátolo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

En la práctica de fútbol entre suplentes realizada este jueves en Casa Amarilla se desgarró en el isquiotibial de la pierna derecha el delantero Lucas Castromán. De este entrenamiento tomaron parte posteriormente los titulares y entonces Ischia paró el equipo que afrontará el superclásico.

De todas formas, cuando el plantel se reencuentre este viernes a las 9.30 en Casa Amarilla se confirmará el equipo para el cotejo del domingo a las 15.10 en la Bombonera. El lugar de Castromán en el banco de suplentes probablemente lo ocupará Cristian Chávez, ya que Neri Cardozo seguirá al margen, como ocurrió ayer ante Cruzeiro, y podría ser transferido en junio próximo al América, de México.

Fuente: Taringa!

1 comentario:

J.$ dijo...

Hola..
Vuelve AM Espectaculo
http://amespectaculo.blogspot.com

Chau
saludos