domingo, 2 de noviembre de 2008

BOCA 1 - SAN LORENZO 0


HOMENAJE. Riquelme, con una remera en honor a Pompilio, llama a todos sus compañeros para festejar el gol de Boca.

Para vos, Pedro

Los jugadores le hicieron el mejor homenaje a Pompilio. Le ganaron al Ciclón en la Bombonera y alcanzaron la punta del torneo, que comparten con su rival de hoy y con Tigre. Riquelme, que mostró una remera recordando al presidente, hizo el único gol del partido. El campeonato está que arde a seis fechas del final. 

7m del primer tiempo. Gol de Riquelme, de tiro libre. (Mitre)




Estaba a tiro Boca. Con la derrota de Tigre en La Paternal, el equipo de Ischia tenía una oportunidad única en la Bombonera. Recibía a San Lorenzo y, de ganar, alcanzaría la punta por primera vez en el Apertura, a compartir con el Ciclón y el Matador. Una Bombonera de luto por la muerte de Pedro Pompilio, que le dio un dramatismo aún mayor al clásico. 

Fue Mouche finalmente el acompañante de Viatri en la delantera de Boca. Adrián González se quedó afuera del clásico, y Russo tuvo que cambiar. Acevedo a la cancha y Rivero unos metros más atrás. Pero era Riquelme el que manejaba el partido en los primeros minutos. Al minuto, Mouche probó de derecha e hizo revolcar a Orión. San Lorenzo, perdido, no reaccionaba en el arranque. Salió dormido el Ciclón. Y Román aprovechó... 

A los 7, Hirsig le puso la mano en el pecho a Riquelme sobre la izquierda. Pezzotta pitó la falta. Román le dio fuerte, por abajo. La pelota esquivó a la barrera, Viatri no le pudo pegar en el primer palo, pasó entre las piernas de Tula, y se metió en el segundo palo, sin que la toque nadie, descolocando a Orión. Gol de Riquelme y 1-0. El enganche lo gritó, se levantó la diez y le dedicó el tanto a Pompilio con una remera blanca con letras negras: "Gracias por todo, Pedro". Boca ganaba en el arranque, jugaba mejor y se subía a la cima del torneo. 

Pasaban los minutos y Boca se lo comía a San Lorenzo. Roncaglia, Cáceres y Paletta estaban firmes en la línea de tres que paró Ischia atrás. Vargas y Battaglia, dos leones en el medio. Ibarra y Dátolo por los costados. Román activo, Mouche iluminado y Viatri arriba. Todo lo contrario pasaba con el improvisado esquema de Russo. Encima Tula tuvo que dejar el campo lesionado. Rivero de cuatro, Meza y Bianchi Arce, más Aureliano. Hirsig, Ledesma, Acevedo y Barrientos, perdidos en el medio. Bergessio luchando arriba y Silvera desaparecido. Por todo eso, Boca tuvo al menos cinco chances claras de aumentar el marcador. 

A los 25, Román desbordó por derecha y tiró el centro al corazón del área chica, pero nadie llegó para empujarla. Un minuto más tarde, Mouche probó desde afuera y la pelota dio en el palo izquierdo de un estéril Orión. A los 33, otra vez Mouche capturó un rebote en el área y envió el buscapie, no alcanzó Riquelme a tocarla al gol. Dos más tarde, Combinaron Dátolo y Mouche por izquierda, cento y Viatri que se lo pierde de cabeza. Por último, a los 37, Mouche para Dátolo, disparo, Orión la toca, llega Viatri para festejar, y Orión que se rehace. Boca mereció irse al vestuario con una diferencia mayor. 

Para el segundo tiempo Boca salió con las mismas ganas de ganar el partido, y San Lorenzo con el mismo desorden. Seguía generando jugadas de peligro el local. Al minuto, Paletta lo tuvo en el área, tras una pelota parada, pero Orión le ahogó el grito. A los 13 fue Vargas el que lo tuvo, pero también falló frente al arco... 

Entonces Boca se fue quedando, y a pesar que San Lorenzo no tuvo una buena tarde, de a poco, fue despegando del fondo. Russo metió mano: a la cancha Adrián González, que en la primera que tuvo le dio de tiro libre y tapó muy bien Javi García. 

Se frenó Riquelme, Figueroa ya había reemplazado a Viatri, Gaitán estaba en lugar de Mouche y Boca se paró para jugar de contra, aunque sin lastimar. Sin embargo, era Battaglia el que seguía cortando cada avance de San Lorenzo en el medio. El cinco local era la figura. Entonces, el Ciclón era intrascendente y Boca ya no tenía nafta para atacar. 

Empujó el visitante. Aunque llegó con real peligro en una sola ocasión. A los 32, Adrián González desbordó por derecha y envió el centro. Acevedo, sin marca, en el corazón del área, cabeceó por encima del travesaño y se perdió el empate. Fue esa y ninguna más. Se afirmaron Cáceres, Paletta y Roncaglia. Battaglia y Vargas, impenetrables en el medio, aunque el colombiano, amonestado, pegó de más. Aguantó entero Boca hasta el final. Pezzotta pitó y estalló la Bombonera. Boca le ganó a San Lorenzo 1-0. Los jugadores y Leandro, el hijo de Pompilio, se abrazaron para celebrar el triunfo que les permite subirse a la punta del Apertura, para gozar del cuarto triunfo al hilo, y para homenajear al presidente que se fue...

1 comentario:

Atléti1903 dijo...

Buenas,se ganó al líder,y se le pudo dedicar una victoria a Pedro,y muy bonito el detalle de Riquelme dedicandole el gol a Pedro,saludos!
www.atleti903.blogspot.com